Tipos de impresoras. ¿Cuál es la mejor?

Imprimir documentos o fotos suele ser una tarea frecuente, tanto como que más del 72% de los españoles cuentan con una impresora en casa. Y es que, ten en cuenta, que una impresora hace posible la conversión de un archivo digital a uno físico a través de un ordenador, y por ello es una herramienta importante en diversas áreas profesionales, académicas e industriales.

En el mercado existen una gran variedad de tipos de impresoras, que se adaptan a las necesidades del usuario. Es por ello que, antes de adquirir una impresora, es necesario que analices qué uso le darás. Así podrás escoger el tipo de impresora para ti.

Tabla de contenidos

Tipos de impresoras

Queremos explicarte cuáles son los diferentes modelos de impresoras que hay para que puedas elegir la que necesitas.

Impresoras láser

Es un tipo de impresora que se caracteriza por su gran velocidad y calidad de impresión como también por su excelente relación de coste por página impresa.

Las impresoras láser funcionan mediante un sistema que calienta un tambor electrostático que se carga con el tóner y lo transfiere al papel para fijar la impresión con una calidad alta.

Las impresoras láser se fabrican en versiones monocromáticas para imprimir solo en negro, siendo un tipo de impresión barato, y en versiones de 4 colores.

Algunas impresoras láser pueden adquirirse en el formato de multifunción, pudiendo, además de imprimir, también provee las funciones de escáner y fotocopiadora, así como incluir la lectura de tarjetas SD y otros dispositivos de almacenamiento de datos.

Las impresoras láser son ideales para lugares donde se requiera un volumen alto de impresión, como en una oficina.

Impresoras de inyección de tinta

Es un tipo de impresora tradicional donde el equipo suele ser barato pero, sus cartuchos, a pesar de ser bastante asequibles, suelen tener una relación de coste por página impresa mayor a una impresora láser.

Para mitigar estos costes y ser más competitivos, la mayoría de fabricantes de impresoras y cartuchos de tinta ofrecen planes mensuales donde el usuario puede suscribirse y recibir los consumibles por un pago único mensual.

Aunque antes sus resultados no eran tan buenos, actualmente su tecnología permite contar con colores nítidos y brillantes en las impresiones de inyección de tinta.

Eso sí, debe usarse con frecuencia para que la tinta no se seque.

Los modelos más habituales pueden ser de 4 cartuchos de tinta (amarillo, azul, rojo y negro), 2 cartuchos de tinta (negro y color) o ser monocromáticos (negro).

Estas impresoras son recomendadas para uso doméstico, aunque si en tu oficina no tienes que imprimir grandes volúmenes de páginas, podrás utilizarla fácilmente.

Impresoras 3D

Las impresoras 3D trabajan con polímeros en forma líquida que endurecen cuando entran en contacto con el aire. Es una tecnología que hace posible que las impresoras puedan construir objetos con una precisión asombrosa desde un diseño digital para convertirlo en algo físico. Eso sí, debe estar diseñado para su impresión en 3D.

Suelen ser costosas, tanto la impresora como sus cartuchos y materiales, y se utilizan con frecuencia en el área de la medicina, en modelados industriales y empresariales.

Además, es común su uso en la construcción de piezas especiales para cualquier segmento de la economía.

Plotters (Impresoras de gran formato)

Cuando se requiere imprimir documentos, carteles, material publicitario o imágenes de gran tamaño, se utilizan los plotters.

Este tipo de impresora tienen un mecanismo especial que permite trabajar con hojas de papel de gran formato así como también con bobinas de diversos materiales como papel autoadhesivo, vinilo, acetato…

Los plotters ofrecen una relación de coste por m2 impreso rentable y son una solución efectiva para las necesidades de muchos profesionales.

Preguntas frecuentes

Todo depende de las necesidades del usuario: si tu volumen de impresión es bajo y deseas obtener una gran calidad de imagen, las impresoras de tinta serán las mejores para ti. Si necesitas imprimir muchas hojas y con una calidad estándar, las impresoras láser serían perfectas.

En primer lugar, si su calidad de impresión es buena. Luego es importante analizar la relación de gasto y consumo. Por último, son relevantes la velocidad de impresión, su garantía, los planes de suministro de consumibles, entre otros.

Las impresoras láser son las mejores para imprimir grandes volúmenes de páginas. Pero ten en cuenta que los volúmenes altos de impresión pueden sobrecalentar el tambor de la impresora. Sin embargo, cuidando bien de una impresora láser, podrá imprimir miles de páginas por día sin ningún problema.

Las impresoras de tinta ofrecen bonitas imágenes y un volumen bajo de impresión. En cambio, la calidad de imagen de las impresoras láser no es tan alta, pero ofrece un gran volumen de impresión a bajo costo.

Todo depende de las necesidades del usuario. Para una oficina que no requiera imprimir cientos de páginas por día puede funcionar muy bien una impresora de tinta.

También te puede interesar:

10 trucos para quitar las manchas de café rápidamente

Te diriges a una entrevista de trabajo y te paras …

Leer más →

Los 10 mejores remedios caseros para la caspa

Si tu cuero cabelludo no se encuentra en buen estado …

Leer más →

Cómo hidratar el pelo seco y dañado

Da igual cómo sea tu pelo, las inclemencias del tiempo, …

Leer más →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba